Entre los 3 y 10 años es crucial para el aprendizaje

La última exposición del Seminario Internacional Perspectivas de la Psicología educativa, estuvo a cargo de la doctora en Psicología y Ciencias de la educación, Lina María Uribe Gilm  que desarrolló: La asimetría cerebral, retos para la relación entre la neuropsicología y la educación, que entre otros aspectos importantes aseguró que el aprendizaje en niños de tres a diez años es crucial, además de que la Neuropsicología abarca tres elementos fundamentales que hace su trabajo: cerebro, conducta y cognición que va a mirar a través de la normalidad y patología, ese es el ciclo vital.

 

El trabajo que presentó la doctora es uno de los artículos de su tesis doctoral en los procesos de estimulación o de la lateralidad del manejo de la mano izquierda y la mano derecha y que el objetivo fue analizar hermenéutica y sistemáticamente la línea de desarrollo teórico en artículos cualitativos y cuantitativos publicados entre 1999 y 2020 de las relaciones entre asimetría cerebral dentro de las disciplinas: neuropsicología y la educación.

 

Los materiales y métodos utilizados en su investigación fue el Análisis hermenéutico en la interpretación de textos primarios y secundarios, evaluados desde la rigurosidad de la hermenéutica en sus cuatro formas de evaluación: fijación del discurso (que tan claro es), disociación mental (qué es lo que quiere abordar el autor) e intención del autor, muestra de las referencias no ostentivas y la universalidad del documento.

 

Se trabajó con este concepto: La asimetría cerebral, entendida como las diferencias entre los hemisferios a nivel estructural y funcional, así como a las conexiones que posibilitan dar respuestas a las diferentes tareas que realizan los seres humanos Portellano Pérez (2005, 2009).

 

La doctora explicó que los dos hemisferios están unidos por una conexión que se llama el cuerpo calloso constituido por una cantidad de fibras que van a permitir la conexión entre el hemisferio izquierdo con el derecho y se manejan con la lateralidad cruzadas en la que  el hemisferio izquierdo va a controlar el lado derecho de nuestro cuerpo y el derecho controlará el lado izquierdo.

 

Los lóbulos cerebrales funciones principales son: el Frontal en el que se desarrolla el razonamiento, movimiento, las emociones, la atención y el lenguaje; en tanto que el Parietal controla el tacto, gusto, olfato, la presión y temperatura; mientras que el Temporal trabaja en relación a la audición, memoria y el aprendizaje; y, finalmente, el Occipital tiene relación con la visión.

 

Es decir, en el Hemisferio izquierdo se desarrollan los números, símbolos, la lógica, expresión, lectura, escritura, el razonamiento y el aprendizaje; y en el derecho, la Imaginación, creatividad, las emociones, sentimientos, la intuición, música y el espacio.

 

Lina María Uribe mencionó que ambos hemisferios trabajan unidos porque hay una interconexión y trabajan en equipo; “Cuando hay un tipo de lesión cerebral hay lo que se llama la plasticidad cerebral que explica que una parte de nuestro cerebro trata de asumir la función del otro”.

 

Además señaló que la educación es el proceso de aprendizaje de un individuo y la pedagogía es el área del conocimiento que se encarga de lograr los métodos para que un individuo aprenda a formar más eficiente la relación de estas dos áreas que forman las bases sólidas de una sociedad.

 

La neurociencia educativa como una disciplina emergente busca la integración de las diversas disciplinas que investigan el aprendizaje  y el desarrollo humano (Fisher et al. 3007).

 

Para Szucs y Goswami (2007) resalta “la combinación de la nueva neurociencia cognitiva y los métodos comportamentales para indagar el desarrollo de las representaciones mentales”. 

 

Mientras que Willingham (2009) admite que es urgente fortalecer las conexiones entre las dos disciplinas. Ansari y Coch (2006) junto a Wills (2008, resaltan el problema de los “neuro-mitos” que se esparcen entre los educadores en sus metodologías de enseñanza-aprendizaje.

 

 También dijo que la lateralidad manual no es simplemente una actividad motora. La utilización preferente y continuada de la mano derecha o la izquierda para realizar actividades unimanuales genera y consolida nuevos circuitos sensitivo-motores en las áreas encefálicas implicadas.

 

“La escritura se convierte en un desafío intelectual en cuanto que el procesa se convierte en sistemático, por eso es importante la clarificación de la relación entre la Neuropsicología y Educación. Las evidencias neurocientíficas  según Bruer (1997) y de acuerdo a la diversidad de los educadores muestran que existe un periodo crítico para aprender en la edad temprana en la niñez.

 

En este sentido el reporte llamado “Carnige Task Force report” (1996) por la comisión de educación de los estados Unidos, llamado “Years of promise” dice: “las edades entre tres y diez años son absolutamente cruciales para el aprendizaje y el desarrollo óptimo. Estos años ofrecen a las familias, a las escuelas, y a las comunidades puntos críticos de intervención para ayudar a los niños al desarrollo del conocimiento y las habilidades, aptitudes positivas para el aprendizaje, comportamiento saludable y cercanía emocional de largo tiempo y de gran significado. Si estas posibilidades son limitadas se harán progresivamente más difícil  y costoso rehacer los déficits más tarde (citado por Bruer 1997).

 

Francisco Mora (2018). Dice “intentar enseñar sin conocer el cerebro, será como diseñar un guante sin antes haber visto una mano”.

 

 

La Neuroeducación explica lo siguiente:

Neurociencia: Estructura funcional del cerebro

Pedagogía: aprendizaje-enseñanza, didácticas y métodos

Psicología: Conductas procesales mentales

 

 

Las principales que la doctora Uribe mencionó son las siguientes:

 

No hay un hemisferio más importante que el otro, ambos hemisferios son en sus cualidades diferentes. El hemisferio izquierdo es dominante para el lenguaje y el hemisferio derecho lo es para el procesamiento perceptivo espacial.

 

La información es interpretada y procesada de manera diferencial de acuerdo a las especificidades de las tareas, es decir a la necesidad de afrontamiento que tiene el ser humano con su entorno. Procesos de inclusión para que este reto tenga mejor cumplimiento de las necesidades.

 

No solo es hacer rampas, implementar lenguaje de señas o usar el braille como profesional de la educación, es reconocer en los estudiantes, sus individualidades, logrando dar respuesta a las particularidades de los estudiantes (Diseño Universal para el Aprendizaje DUA).

 

La educación, las instituciones, los gobiernos están en deuda con el entendimiento  real del ser humano “del que estudia del que aprende” del proceso de enseñanza-aprendizaje, siempre mediado por los procesos cognitivos, funciones, estructuras, simetrías, circuitos.

 

La neuropsicología logra dar un paso adelante y fundamental  con relación a la educación, quedando como único punto en la intersección, la neuroeducación. Lo que se pretende es generar un diálogo paralelo desde las disciplinas permitan  -con sentido de subsidiaridad compartida-, avances concretos en los procesos neurocognitivos del ser humano.

 

La neurociencia unida a la educación: neuroeducación, nos dan las herramientas para comprender como cada persona logra procesar la información y como dar razón de ella de manera lógica, racional, según las individualidades y propios pensamientos.

 

Se deben generar espacios empáticos dentro los procesos de enseñanza-aprendizaje que permitan que el que estudia entre en una relación con el conocimiento y la ciencia de manera natural, en el que logre empoderarse y así posibilitar un adecuado desarrollo de competencias, pensamiento crítico y reflexivo.

 

Entonces es realmente desde este “nuevo” enfoque que la Neuroeducación una necesidad de que los programas académicos de universidades que ofrecen licenciaturas o carreras en Educación tengan dentro de sus currículos asignaturas enfocadas en neurociencias que permitan conocer el cerebro, sus funciones y así comprender los procesos de enseñanza aprendizaje.

Scroll to Top